Blog

Lo mejores trucos para evitar el síndrome postvacacional

0 Comentarios

Los más importante es hacer que el cambio de las vacaciones al trabajo sea lo menos brusco posible y centrarse en lo positivo de la vuelta a la rutina, según Adecco.

Se calcula que un 30% de los trabajadores sufre o va a sufrir un síndrome o depresión postvacacional durante las próximas semanas en España, según Adecco, consultora española de Recursos Humanos.

Este síndrome se basa en la sensación que tiene un trabajador al reincorporarse a su puesto tras acabar su periodo de vacaciones, que se caracteriza por la falta de energía o motivación y la tristeza.

Según la consultora, sus síntomas son la apatía, seguida por el cansancio o la falta de energía y concentración para realizar las tareas. En algunos casos más extremos incluso puede llegar a causar dolor de cabeza, ansiedad o malestar general.

Fotolia_62531590_Subscription_Monthly_M--644x362

Es muy difícil elaborar un perfil concreto de los trabajadores que son más propensos a sufrir esta sensación, pero sí se puede hacer una aproximación basada en el entorno de trabajo y las características personales. De esta manera, cabe destacar que las personas con mayores probabilidades de sufrir este síndrome son aquellas que tienen una menor resistencia ante la frustración.

También aquellos trabajadores que disfruten de vacaciones más largas, además de las que trabajan en un entorno desagradable, los que no se ilusionan por su trabajo y los que lidian con un mal jefe, ya sea porque no les valora o porque le consideran incompetente.

Sin embargo, existen distintas medidas que ayudan a prevenir y combatir este síndrome, para así hacer la vuelta al trabajo más agradable.

Aquí están 7 trucos para evitar sufrir este síndrome

Levantarse pronto unos días antes de reincorporarse
De esta manera, al trabajador le resulta más fácil la vuelta al día a día, ya que se adapta con anterioridad a los horarios habituales.
Volver de vacaciones unos días antes
Al igual que la medida anterior, esta ayuda al trabajador a aclimatarse de forma más paulatina a su vida laboral.
Dividir los días de vacaciones
Ya que, como se ha explicado antes, son más propensas a sufrir síndrome postvacacional las personas que tienen periodos vacacionales más largos, es aconsejable dividir estos a lo largo del verano para hacer la vuelta al trabajo menos abrupta.
Ver el lado positivo
Si se interpreta de forma positiva el fin de las vacaciones, resultará más sencilla. Esto es posible si se evita pensar que el trabajo es una carga y se enfoca desde otra perspectiva.
Poner el despertador cinco o diez minutos antes
Sobre todo los primeros días de readaptación, el salir antes de la cama ayuda a tener más tiempo para ir al trabajo, evitando así prisas y estrés.
depresion-estres-1600x1200
No cargarse de trabajo el primer día
En línea con el truco anterior, para hacer más llevadera la vuelta al trabajo es mejor hacerlo de forma paulatina, poco a poco, ya que así el cambio será más agradable.
Realizar actividades saludables
Finalmente, aunque no sea algo directamente relacionado con el trabajo, hacer deporte y llevar una buena alimentación influye. Por eso, es algo que tampoco se debe descuidar los primeros días de regreso.

http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/desarrollo-carrera/2015/08/25/55db4341268e3e746d8b4591.html